La filosofía detrás de las clases

Soy un educador profesional. Yo comencé mi carrera profesional como un actor, antes de mudarme a Valencia y completar un certificado de postgrado de docencia en inglés y drama en la Universidad de Nottingham. Desempeñé mi experiencia laboral en la maravillosa Cambridge House Community School en Valencia.

Esta educación me proporcionó un entendimiento más profundo sobre la educación y cómo la usamos. Hay un momento importante durante este curso que se ha quedado conmigo por muchos años y por el que sigo reflexionando hasta la actualidad.

Un edificio no aparece mágicamente; se comienza a construir desde la base.

El pedagogo que más me influenció durante mi entrenamiento fue Vygotsky. Él notó que durante el aprendizaje de los niños, ellos entraban a un área que:

A: No era demasiado compleja como para no entender lo que se les enseñaba.

B: Se aproximaba lo suficiente a sus conocimientos existentes, haciendo que progresaran a una nueva etapa.
Él llamó a esto la Zona de Desarrollo Próximo, o el ZDP.
Un ejemplo de esto es un niño que no puede abrir la envoltura de su paleta. Como padre/profesor, usted no abre completamente la envoltura, solo la abre un poco, y el niño puede terminar de quitar la envoltura, pero ellos mismos están haciendo el 60% del trabajo.

El profesor nunca está, ni estará absolutamente en lo correcto.

Mi profesora de primer año era una mujer muy delgada de mediana edad que hablaba suavemente expulsando un aire de inteligencia. Ella nos dio un papel con muchas caricaturas y pidió que eligiéramos cuál sentíamos que se aproximaba más a lo que opinábamos sobre la docencia.

Un estudiante eligió mal; él no había notado las malezas que había al fondo izquierdo de la imagen, y nuestra profesora utilizó este ejemplo con el resto de la clase.

“mmm, sí, ¿pero notaron la maleza en la esquina?” Ella le dijo calmadamente al grupo.

Yo estaba molesto. Para empezar, el estudiante obviamente se sentía mal por haber elegido mal, y entonces su elección fue compartida con todo el grupo.

Segundo, y peor, la ironía de esto es que la caricatura que ella utilizó como un ejemplo sobre cómo no enseñar, era la réplica exacta cómo ideaba al salón de clases.

Ella ya sabía la respuesta, ella sabía la respuesta que quería, y ella creó maleza al compartir la respuesta incorrecta con todo el grupo.

Ignorando lo obvio

Como profesor, existe una estructura en cualquier institución educativa, similar al de una empresa. El director está al tope tomando decisiones, y estas decisiones, que se vuelven el carácter o la filosofía de una escuela, son transmitidas a través del prefecto al profesor del salón de clases, a los asistentes y técnicos.

En el mundo del inglés como profesor de un segundo idioma, desde muy temprano, siempre me decían que debía hablar inglés y solo inglés en el salón de clases.

El razonamiento siempre era el mismo, los estudiantes están pagando para acceder a un profesor angloparlante, así que hablar inglés les daba a los estudiantes lo que ellos esperaban.

Pero esto es como decirle a Stephen Hawkins que use cálculo para explicar las tablas de multiplicar. Cuando algo es demasiado complejo, puede que nunca sea entendido (aunque yo acepto que eso no es completamente una pérdida de tiempo). 

Como un profesor, tienes que trabajar e interactuar con tus estudiantes sin importar su nivel. Tienes que usar estrategias constructivas.

Un ejemplo de mala docencia en mi experiencia como profesor de inglés

Las guías didácticas son una excelente ayuda para los profesores. La más famosa en el mundo docente del inglés como segundo idioma es el New English File de Oxford Publishing. Los profesores utilizan este libro para preparar más rápido sus clases, es una biblioteca de recursos enorme y tiene muchas actividades buenas tanto para estudiantes como profesores.

Habiendo dicho eso, los profesores deben estar conscientes del nivel de inglés de sus estudiantes, y deben encontrar los recursos correctos para crear una clase de inglés útil.

Una vez cubrí a otro profesor que estaba enfermo, me dejó los materiales de docencia y dijo: “Actualmente estoy en la página 168, gerundios e infinitivo”. Yo fui a clase y ninguno de los estudiantes era capaz de formar oraciones negativas en tercera persona.

“He don’t want swimming in later” (Él no quiere ir a nadar más tarde) es una de las notas que tengo de la clase.

Que estos estudiantes no fueran capaces de entender que el verbo principal en la oración puede ser seguido por un verbo secundario que puede ser el gerundio o el infinitivo, y puede ser intercambiado dependiendo del significado, es negligente y perezoso de parte del profesor. Esto va más allá de la Zona de Desarrollo Próximo; es aburrido para los estudiantes y frustrante para el profesor.

Información breve sobre Inglés Diario:

En las clases de Inglés Diario, yo utilizo el español para presentar conceptos críticos. Yo quiero que los estudiantes piensen sobre cómo ellos construirán la siguiente oración. Más importantemente, ellos no están utilizando vocabulario que ya conocen (antes de su ZDP), ellos están usando vocabulario que yo, como profesor, elijo para la clase. Ellos no están fuera de su ZDP, ellos están aprendiendo cómodamente nuevas estructuras que están a un nivel similar a su entendimiento actual.

Déjeme repetir de otra forma lo que quiero decir. Yo soy un profesor y yo hago Inglés Diario por mi deseo de enseñar, y enseñar bien. Si tiene algún comentario sobre esta publicación, o le gustaría contribuir al debate, ¡por favor siéntase libre de hacerlo, aquí no hay malezas!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *