INGLÉS BÁSICO – 14 CONSEJOS ESENCIALES PARA APRENDER INGLÉS

Toda persona iniciada en el aprendizaje de otro idioma necesita formarse estructuras o patrones de estudio, que le faciliten desde el comienzo no solamente el aprender inglés básico en sí mismo, sino también  entrenarse para su uso. Para ello, existen muchas técnicas que el mismo aprendiz  puede aplicar en su vida diaria..

  1. Escoge el lugar más tranquilo

La utilización de espacios acogedores y agradables se asocia directamente con el nivel de tranquilidad, por lo que si adaptamos el sitio de estudio con herramientas y elementos que nos faciliten el  aprendizaje, crearemos un lugar óptimo para esta tarea.

Incluso, los espacios públicos o sitios abiertos donde no podamos utilizar todas estas herramientas, pueden convertirse cuando menos en un lugar ideal para practicar o repasar.

  1. Utiliza diccionarios y obras de referencia

El uso de diccionarios agiliza la dinámica de estudio, ayudando a comprender tanto el significado como la etimología de cada palabra en inglés. Desde los tradicionales libros de bolsillo, hasta las diversas aplicaciones digitales de hoy cumplen con este cometido.

También es recomendable buscar obras referenciales de varios especialistas o autores que no sean exclusivamente académicos. Esto hace más didáctico y entretenido el aprendizaje.

  1. Organiza y administra tu tiempo

Autoimponerse rutinas y hacer listas, son una buena forma de  empezar a familiarizarse con el inglés básico. Hacer un esquema o un mapa mental de los pasos a seguir para optimizar el aprendizaje reduce considerablemente el tiempo perdido.

De igual forma, anotar desde el principio cosas como el material, el tipo de estudio o los pasos durante un determinado ejercicio, también facilita la comprensión del idioma y mejora las capacidades analíticas y reflexivas.

 

  1. Crea tu propio material de apoyo para aprender inglés básico

Crea elementos atractivos que te ayuden en el proceso de entendimiento. Por ejemplo: el diseño de tarjetas con las palabras recientemente aprendidas ayudará a memorizarlas, mientras que el hacer otras notas, pero enfocadas en las distintas reglas gramaticales, te permitirá acostumbrarte a su utilización.

Estas dos tácticas se complementan mucho y hacen posible obtener una visión en conjunto de ambas modalidades, con lo que se podrá aprender de forma más efectiva.

  1. Asocia el aprendizaje con imágenes y gustos propios

Esta idea se relaciona con crear tus propios materiales de aprendizaje , pero se diferencia en que la asociación que usamos para memorizar o aprender más el idioma se hace con elementos de nuestra vida diaria, a los que estamos acostumbrados y reflejan nuestros gustos. Por ejemplo:

  • Memorizar y entender nuestras canciones en inglés favoritas.
  • Hacer etiquetas o identificaciones de distintos objetos personales en el idioma estudiado.
  • Crear una historia o fanfiction sobre cualquier tema pero usando modismos en inglés (incluso si se es un poco más avanzado redactándola al completo inglés)..

Estas técnicas -inconscientemente- mejoran tus habilidades y desenvolvimiento con esta lengua.

  1. Escuchar audios y conversaciones en inglés

Normalmente incluso entre las personas que ya gozan de un dominio avanzado del inglés, se hace un tanto difícil poder comprenderlo solamente al escucharlo. Esto se debe en parte a los distintos dialectos, entonaciones y modismos en habla inglesa, que suelen escucharse de forma distinta según la pronunciación, situación o región del angloparlante oído.

La mejor forma de lidiar con esta problemática es acostumbrándose a escuchar con frecuencia diversos diálogos en el idioma, con distintas pronunciaciones y tonos. Solo a través de esta rutina se podrá alcanzar una plena comprensión del inglés con tan sólo escucharle, sin la necesidad de recurrir a textos o guías de por medio.

Nuevamente la música, las películas y audio grabaciones son la mejor forma de adaptar nuestra mente para lograr comprender el idioma..

  1. Practica inglés básico conversando con otros

Trata de encontrar uno o varios intercambios de conversaciones, pues existen muchos grupos, foros y blogs de personas que comparten redacciones e ideas por internet, usando el inglés como idioma principal. Esta es una estrategia rápida y concisa que no requiere de mucho tiempo, ni tampoco supone un gasto económico desmesurada y se puede hacer tranquilamente desde casa.

Si se opta por métodos más tradicionales como buscar compañeros de estudio o amigos que también tengan interés en aprender el idioma, se recomienda conseguir compañeros que tengan un mejor dominio de la lengua para que te ayude a pulir tus habilidades.

Otra táctica recomendable es intentar contactar con angloparlantes o extranjeros de habla inglesa por internet, que estén abiertos al aprendizaje y quieran entender el español, así se puede llegar a un acuerdo en que ambas partes se beneficiarán y aprenderán más, intercambiando experiencias, textos, audios y explicándose mutuamente todo lo relativo a sus respectivas lenguas maternas.

  1. Aprovecha cualquier situación para hablar inglés

No solamente el conversar en inglés con otras personas suele ser suficiente, crear las situaciones en el momento y sitio adecuado para poner en práctica las habilidades adquiridas, es un método muy recomendable para reforzar conocimientos.

Por otra parte, establecer juegos de palabras o buscar siempre un ambiente donde se puedan poner a prueba todas las habilidades lingüística recién adquiridas, suele resultar incómodo en algunas ocasiones o hasta difícil si aún no se es diestro en el lenguaje.

Cabe recordar que se está aprendiendo una nueva lengua para darle una utilidad integral y, si no se pierden estas inseguridades con el tiempo se hará más difícil el aprendizaje.

  1. Repasa inglés básico cada vez que puedas

Si ya tiene cierto dominio del idioma, igualmente es recomendable repasar de forma frecuente lo que se ha aprendido, por ello, se aconseja: releer los apuntes, preguntar a otros y revisar todo el material de apoyo. Todo con el propósito de reforzar los conocimientos y la confianza.

También se tiene que incluir la escritura y hablar inglés de forma fluida. Si estás técnicas se realizan de forma equilibrada, llevando una buena sinergia que las complementen, se puede llegar a tener un perfecto dominio del idioma.

  1. Lee muchos contenidos con inglés básico

La lectura ayuda mucho a mejorar la comprensión escrita del idioma, buscar textos acerca de asuntos de interés y ponerse retos, como intentar traducirlo sin la necesidad de tener un diccionario, mejorará considerablemente tu compresión lectora.

Independientemente de  que tan bien o mal se logró la traducción, siempre es buena idea releer el texto completo, con esto sabrás que has entendido el texto, además al analizarlo con más detenimiento detectarás tus fallos y podrás obtener las ideas y términos claves del contenido.

Este método te ayudará a relacionar la estructura del texto con el contenido, identificar personas, acciones, relaciones, lugares y tiempo de los acontecimientos. Restringiendo el uso de diccionarios única y exclusivamente a los nuevos términos que hayas aprendido durante el día.

  1. Siempre busca enseñarle a otros

La mejor forma de reforzar tus conocimientos de inglés básico es explicándoselo a otros, así podrás retener mejor lo aprendido, incluso durante el proceso es posible entablar relaciones con personas con objetivos académicos similares.

 

Para enseñar inglés siempre es recomendable que te muestres en buen estado de ánimo. Si existe confianza con los alumnos, un poco de informalidad no está de más, pero si por el contrario no hay esa cercanía, procura usar un lenguaje más claro junto con una buena dosis de paciencia. Estos aspectos son muy importantes.

  1. Descansa pero sin caer en un multitasking

El multitasking es uno de los problemas más típicos del aprendizaje de cualquier disciplina, consiste en tomar pausas demasiado largas o desviar la atención a otras tareas no relacionadas (en este caso) con el estudio del inglés.

Caer en la tentación de atender otros quehaceres o simplemente distraerse, solamente va restando parte de las capacidades que estás enfocando en el estudio del inglés.

Por otro lado, sobreexigirse demasiado no es bueno, ya que resulta agotador y el proceso de aprendizaje se dificultará. Es por ello que descansar es necesario para recuperar energías y retener de forma más duradera todo lo referido al inglés básico y avanzado.

  1. Fíjate metas y objetivos claros

Aparte del objetivo de aprender inglés es indispensable formularse metas personales para lograrlo de forma más eficiente. Uno de los mejores métodos para irse superando a uno mismo es autoimponerse retos, de forma mensual, semanal o hasta diarios, dependiendo de qué tan compleja sea la lección..

En este punto existen infinidades de ejemplos, entre ellos:: aprender y memorizar tantas palabras a diario, tratar de resolver juegos en inglés (crucigramas o acertijos) y hasta lograr charlar fluidamente el idioma con otra persona. Estos son solo algunos retos simples que se pueden lograr con éxito.

  1. Rodéate del idioma

Mantenerse en boga con las tendencias, noticias, hechos y cualquier contenido proveniente de países de habla inglesa,  es el paso más efectivo para aprender inglés.

Es importante empaparse con buena parte de la cultura y tendencias del habla inglesa para entender el idioma en su totalidad. De esta forma, podrás apreciar todo lo referente a su lengua, tanto para comprenderla como para hablarla y en última instancia lograr el objetivo de dominarlo.

En definitiva, todos estos consejos para aprender inglés básico son de gran utilidad para aquellas personas que no saben cómo empezar a prepararse para dominar el idioma. Sin embargo, lo más importante es mantener la constancia, el esfuerzo y la motivación para aprender.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *